lunes, 15 de diciembre de 2008

Brighton, 1964

El 18 de mayo de de 1964 amanecía un soleado dia en Londres, para variar. Las playas de Brighton estaban cerca y no les pareció mala idea pasar el fin de semana allí a centenares de mods de la capital, al fin y al cabo era una distancia asequible para recorrer con sus vespas. Lo malo del asunto es que centenares de rockers motorizados, sus enemigos naturales, habían tenido la misma idea. Amparados por la fuerza que da la masa y envalentonados por el consumo de anfetaminas, los mods destrozaron pubs, robaron en tiendas, insultaron a los vecinos y, finalmente, atacaron salvajemente a los rockers que encontraron. Cuando estos pudieron reorganizarse minimamente la pelea se convirtió en una autentica batalla en la playa en la que participaron más de 1.300 jovenes. A la policia le llevó horas acabar con los disturbios, que se saldaron con multitud de detenidos y heridos. Cuando en la radio se informó de los hechos, unos 400 mods y rockers que pasaban el fin de semana en la localidad de playa vecina de Margate, se enzarzaron en unas peleas aun más violentas que dejaron dos heridos con arma blanca. También hubo incidentes semejantes entre las dos tribus en Bournemouth y Clacton. Las duras penas impuestas hicieron que no se volvieran a producir incidentes serios hasta agosto, en que la policia tuvo que intervenir con dureza en Sussex para separar a los dos bandas. Dos años después los incidentes eran prácticamente inexistentes ya que el movimiento mod había decaido mucho en Inglaterra.

¡Vaya movida macho!