lunes, 17 de noviembre de 2008

Johnny Carroll (Cleburne, 1937 - Dallas, 1995)

El señor Carrell (esa es la grafía correcta de su apellido) se dedicaba a la cria de galgos en el minúsculo pueblo tejano de Godley, tan minúsculo que cuando su mujer se puso de parto de Johnny tuvieron que trasladarse al cercano pueblo de Cleburne para que la asistiesen, dado que allí no había ni médico. Johnny creció oyendo música country en la radio, pero también el rhythm & blues que le gustaba a los negros que solían ir al criadero de los Carrell, ya fuera para trabajar o para apostar por los perros. Ya un amante de la música, para comprarse una guitarra, con solo nueve años se puso a trabajar en una base militar cercana llevando agua a los prisioneros alemanes trasladados allí nada más finalizar la Segunda Guerra Mundial. Ya en los primeros años 50 grupos como Los Clovers o Los Charms le abrieron los ojos a la nueva musica que podía crearse así que formó una banda con algunos compañeros de instituto, demostrando pronto tal talento que telonearon a Ferlin Husky en el Coliseo de Forth Worth y a Elvis Presley en el Big D. Jamboree de Dallas en 1955. Su actuación llamó la atención de un excéntrico personaje llamado Jack "El Tigre" Goldman que, con su increible labia, convenció a Johnny de que llegaría a la cima del mundo musical. Llevó a los chicos a un miserable estudio (lleno de humo de un transformador adosado, el cual daba a sus grabaciones un zumbido de fondo característico) y grabaron una maqueta con un par de canciones, una un rockabilly muy influido por el primer Elvis y la otra una versión de un tema de Harry James de 1941 ("You made me love you"). Gracias a esta maqueta, consiguieron un contrato con discos Decca; mejor dicho, lo consiguió Johnny pues los jerifaltes de la empresa le exigieron que prescindiera de su grupo. Johnny, convencido una vez más por su elocuente manager, los sacrificó. Así pues marchó a Nashville para grabar junto a sus nuevos músicos (Los Hot Rocks) sus tres increibles primeros singles en 1956: "Tryin´to get to you" (que Elvis editaría solo unos meses despues), que llevaba en la cara B el "Rock and roll Ruby" (Warren Smith se adelantaría un mes en sacarla al mercado), "Corrina, Corrina" (ahora con "Wild, wild women" en la cara B) y "Crazy, crazy lovin´", con "Hot rock" detrás  (con una casi psicopática letra del Tigre Goldman), Eran todos unos rockabillys muy salvajes, incluso para su época, y quizá por ello los discos no se vendieron muy bien. Sin embargo Goldman no se rendía y produjo una película para promocionarle, "Rock baby rock it", donde interpretaba nada menos que cuatro canciones, dos de ellas grabadas exclusivamente para el film. Aunque la película es una autentica mierda, le dió a Johnny la suficiente fama para conseguir muchas actuaciones, aunque solo cobraba cien dólares por cada una. Despues de muchas de ellas se enteró, por casualidad, que lo que en realidad le pagaban eran mil pero que Goldman se quedaba con 900 ya que el buenazo, iluso y algo tontainas de Carroll firmaba todo lo que aquel le ponía por delante sin tan siquiera leerlo. Johnny llevó a su manager a los tribunales pero este le denunció a su vez por incumplimiento de contrato... ¡Ganando! Se prohibió a Johnny actuar durante seis meses y Decca se desentendió de él por todos estos problemas. Aunque finalmente Goldman acabó entre rejas la carrera de Carroll había sufrido un duro golpe del que nunca se recuperaría. Una vez cumplido su retiro obligado, Johnny reunió a su vieja banda y grabó "Whiskey river" en un pequeño estudio tejano, una canción ya más cercana al country que versionearon años despues grandes estrellas como Willie Nelson. Poco despues actuó en el legendario festival Louisiana Hayride junto a los músicos de Elvis Scotty Moore y Bill Black. Black puso a Johnny en contacto con Sam Phillips, el mítico dueño de Sun records, y este le contrato como punta de lanzamiento de su nuevo sello: Phillips International. Curiosamente, la legendaria visión musical de Phillips pareció fallar esta vez pues le editó el single "That´s the way I love" (1957) en vez de la canción "Rock baby rock it", infinitamente superior y que quedó archivada y olvidada. Con cierto aire de fracaso Johnny volvió a Dallas y fichó a Ed McLemore como manager, que también lo era del gran Gene Vincent, el cual se acababa de instalar en la ciudad. Gene y Johnny pronto se hicieron íntimos amigos y comenzaron a compartir los mismos coristas. De hecho la canción de Vincent, "Maybe", la compuso Carroll y, cuando Johnny fichó por Warner Brothers las canciones tenían un estilo a Vincent total, como lo demuestra la gran "The swing" (1959), muy versionada por los grupos actuales de rockabilly. Pero Johnny empezó a beber de más y a meterse en problemas serios (una cuchillada en un club le hizo una raja de 20 centímetros en el vientre y casi le cuesta la vida, acostumbrándose desde entonces a llevar pistola) por lo que la poderosa y conservadora multinacional le rescindió el contrato. Así pues Johnny deambuló por pequeños sellos discográficos sin mucha fortuna comercial, aunque grabando pequeñas joyas como el soul-rock "Run come see" o el rock and roll clásico "Trudy" (1961). Tras ello llevó una vida sentimental tan agitada (incluyendo dos matrimonios) que practicamente desapareció del mapa hasta que, con motivo de la temprana muerte de Vincent edito un disco homenaje a su amigo en los años 70, seguido de su magnífico único album: "Texabilly" (1977). Retirado de los escenarios se dedicó a ingeniero de sonido y a asesorar y a contratar bandas en el circuito de locales nocturnos de la zona hasta que, en una nueva reyerta, un tipo, enfadado, le pegó un balazo en el tórax (su manager fue detrás del tipo y lo mató de un tiro). Corrieron rumores de que había muerto, lo cual llevó al rockero Mac Curtis a grabar una canción homenaje: "The Johnny Carroll rock". Pero afortunadamente Johnny sobrevivió y se unió a la ex-modelo y cantante Judy Lindsey para formar un nuevo grupo, The Hotshots, luego rebautizados como Judy and Johnny Band. Recorrieron el circuito de clubs de segunda fila durante los años 80 y, de mayor categoría, durante buena parte de los 90 (en 1992, durante su última gira internacional, estuvo en nuestro entrañable Festival de Balaguer). Para su desgracia, cuando la nueva generación de rockers lo aclamaba como uno de los grandes pioneros, falleció victima de un fallo hepático en un hospital mientras esperaba para un trasplante de hígado.
Músicos: Johnny Carroll (voz y guitarra acústica), Jay Salem, Grady Martin y Howard Reed (guitarra), Billy Bunton, Grady Owen y Bob Moore (contrabajo), Dude Cohen, George Mickey Jones, Royce McAffe y Buddy Harman (batería), Billy Hennen y Owen Bradley (piano), Harold Bradley (guitarra rítmica) y The Spinners (coros). 
"Crazy, crazy lovin´", cantada en 1957 en la película "Rock baby, rock it!".

No hay comentarios: