jueves, 19 de junio de 2008

"Las aventuras de Ford Fairlane" (Renny Harlin, 1990)


Película algo tonta sobre un detective rocanrolero, sólo salvada por algunos momentos graciosos de un protagonista (Andrew Dice Clay, un rocker real con cinco álbumes a sus espaldas, humorista boicoteado por todas las feministas encabezadas por la tontalculo de Sinnead O´Connor) un tanto hortera pero duro, ligón e ingenioso (“Tantos gilipollas y tan pocas balas”) y por la banda sonora que, aunque ecléctica, es bastante potente. Fairkane, acostumbrado a que sus clientes, astros del rock, le paguen solo con reliquías, se encontrará con un caso atípico en su carrera cuando le encarguen encontrar a una chica. En el reparto aparece Priscilla Presley, guapa y graciosa como siempre, pero el otro guiño al rock and roll entre el elenco, que debía de ser Billy Idol, no pudo incorporarse por un accidente de moto que casi se lo lleva al otro barrio. En su puesto pusieron a Robert nglund, ya sabeis, Freddy Krueger, y es que acababa de trabajar con el director Renny Harlin en la cuarta entrega de "Pesadilla en Elm Street". Aun así Idol aporta una de sus canciones, "Cradle of love", a la banda sonora. Casi todos los estilos se dan cita en esta, para desconcierto e irritación de más de uno. Así tenemos el disco-soul de Teddy Pendergrass ("Glad to be alive"), el heavy metal de Mötley Crüe ("Rock & roll junkie"), el funk de Sheila E. ("Whatcha´ gonna´ do" y "Funky attitude"), el rap de Tone Loc ("Can´t get enough"), la psicodelia de Jimmy Hendrix ("The wind cries Mary" y "Purple haze"), el rock duro de Queensrÿche ("Last time in Paris"), el tecno de Yello ("Unbelievable"), el ska de Oingo Boingo ("Violent love") o el lento standard pop de Burt Bucharach ("Close to you"), la mayoría de ellos morralla. Todo ello aderezado, a tono de broma con temas conocidos de las pantallas como el "Give me the simple life" (Ruby, Byron & Bloom), de la película "Wake up and dream", o el tema principal de la conocida serie televisiva "Vacaciones en el mar" ("Williams & Fox"). Pero por fortuna también están el “Sea Cruise” de Dion, el "Beyond the sea" de Bobby Darin y el “I ain´t got you”, cantada por el propio Andrew Dice Clay. La banda sonora la completan las sintonías hechas en exclusiva para el film, nada rockeras por otra parte, compuestas por Jon Lind, Don Was y Tom Mantke.


Ese genio de Clay canta "I got a 65 Cadillac".

1 comentario:

Anónimo dijo...

La pelicula la vi hace tiempo y sinceramente,no debio de gustarme mucho porque practicamente no me acuerdo de ella,quiza tenga que tirar de video para recordarla.
Con lo que si me quedo es con el verdadero Ford Fairlane (me refiero al coche),esta chulisimo y por unos 3kilos creo que vendian en Barcelona un modelo de los 50,a mi me vendian uno de finales de los 60 hace mas de 15años pero ni me gustaba ni tenia un duro,el dueño me vio con el look rockin' y debio pensar que me quedaria con el coche.
Un saludo desde el Sur:
Tony