lunes, 19 de mayo de 2008

Du-Duá

Conocido en principio como sonido old town, es un estilo vocal de música derivado del rhythm & blues y basado en la barbershop music (armonías vocales improvisadas, generalmente de manera informal en las barberías negras) que vivió su mejor época, en Estados Unidos desde mediados de los años 50 hasta principios de los 60, con el precedente de los grupos vocales de gospel de los años 40 como los Golden Gate Quartet, los de rhythm & blues como los Ink Spots o The Cats & the Fiddle, los de jazz de esa misma época como los Mills Brothers o el eslabón perdido entre estos estilos y el ya consolidado du-duá, Los Sensations (Los Platters, posiblemente la banda más conocida del estilo, seguiría los pasos intermedios de estos). Las bandas de du-duá se caracterizan por sus contenidos de voces a capella, imitando con sus bocas instrumentos como el bajo y acompañando con armoniosos coros la voz del cantante principal, de hecho se la empezó a llamar así porque repetían mucho ese sonido, du-uup, desde que lo grabaran por primera vez Carlyle Dundee & the Dundees en 1954 (en Estados Unidos, por la misma regla de tres, se le llamó doo-wop y en Inglaterra shoo-be-doing). Surgieron de forma espontanea en las calles de los barrios más humildes (otros fallidos intentos de definir estos sonidos fueron armonía de callejuelas o música de chaflán) donde los chicos no tenían dinero para comprar instrumentos musicales, sustituyendolos por la habilidad de sus cuerdas vocales. Sus sitios preferidos para cantar era en los túneles o debajo de los puentes, por el eco que se conseguía, pero por esa misma razón también gustaban de los grandes aseos públicos o los gimnasios de sus colegios. Sin embargo, los grupos de este estilo han introducido paulatinamente instrumentos reales hasta casi ser parte también protagonista de las canciones, ante el horror de los purista más intransigentes. La mayoría de las canciones suelen ser melodías románticas e inocentes, propias para adolescentes, por lo que pronto surgieron también bandas doo-wop femeninas, verdaderos antecedentes de los más modernizados grupos de chicas de los años 60, sin embargo muchas de sus letras contenían veladas alusiones sexuales que les crearon bastantes problemas cuando alguien reparaba en ello. Podrían distinguirse varias escuelas norteamericanas, así las negras de Nueva York, la más prolífica, estilística y baladista, y Los Ángeles, más humorística y bailable, que dominaron el panorama vocal hasta que hacia 1958 empezaron a aparecer grupos blancos, principalmente italoamericanos, que coparon el mercado gracias a su mayor acercamiento al rock & roll. Interminable sería hacer una lista de los principales grupos del estilo (muchos de los cuales tomaban nombres de pájaros, por aquello de que son cantores), pero nombraremos ahora a los que no tienen entrada propia en este diccionario todavia: Son The Dwellers ("Oh sweetie", 1958), Peter Pete & the Lovers ("A lonely island", 1960), Pelicans, Feathers, Satins, Chorps, Hardtones, Maurice Williams & the Zodiacs, Rover Boys, Charts, Tempos, El-Dorados, Little Butchie Saunders, Plurals, Nitecaps, Vocaltones, Rockin´ Dukes, Channels, Tiny Top & Tip Tops, Madisons, 4 Tophatters, Red Caps, Chips, Arrows, Unique Teens, Playmates, Dino & the Diplomats, Haven Knights, Little Diane & the Rays, Vernalls, Eugene Church, Continental 4, Impacts, Swingle Singers (estos mixtos), ... y más recientemente Baldwin & the Whiffles o Manhattan Transfer. En España sus más conocidos representantes son Tennessee, aunque ha habido algunos otros buenos grupos como Tobayolas, Del-Prince, Ascetics, Chaflans, Street Candles, Moondreamers, Crazy Bells, Ring-A-Lings, Teenagers, Amaniels, Doo-Teens, Ducktails, Dave & the Demons y, ultimamente, los Velvet Candles o Earth Angels.

Una selección de algunos de los mejores del du-duá.