sábado, 18 de diciembre de 2010

The Tornadoes (Redlands, 1960 - 1967)

Los hermanos californianos Sanders (Roly y Gerald) y su primo Jesse, tenían poco que hacer en su pequeña localidad, excepto oir rock & roll, perseguir chicas y marchar a las cercanas playas a hacer surf los fines de semana. Fue en uno de estos momentos de ocio cuando empezaron a escuchar los incipientes comienzos de un nuevo sub-género musical, la surf music, de la mano principalmente del heroe local Dick Dale. Entusiasmados por este nuevo ritmo, tan adecuado a su modo de vida, decidieron formar una banda a la que pusieron de nombre Los Tornadoes. Reclutaron a sus amigos George White y Leonard Delaney para completar la formación y empezaron a ensayar con ahinco, algo que les hacía falta aunque los padres de los Sanders les habían enseñado a tocar la guitarra y la mandolina. Pronto consiguieron algunas actuaciones, gracias al increible auge que el surf estaba experimentando a principios de los años 60, convirtiéndose en una de las bandas más populares entre aquella sub-cultura playera. Su música, como toda la surf de entonces, era instrumental, e insistía quizá más que otros grupos en imitar los sonidos del mar. Es por ello que cuando los de discos Aertaun deciden editarles el single "Bustin´ surfboards" (1962), ya pudiendo disponer de efectos sonoros, deciden iniciar la canción con un prólogo de olas rompiendo en la orilla, que continua de fondo durante toda la canción. Fue todo un acierto pues lo que quizá habría pasado desapercibido como un tema más del género, a pesar de su calidad, se convirtió en todo un éxito entre los surfers ya que solo oyéndolo daba la sensación de estar en la playa. Fue la primera canción surf en radiarse a nivel nacional, solo circunscrito el género hasta entonces al ámbito californiano, dando a conocer su cultura y su música al resto del país y al mundo, y pronto se verían haciendo de teloneros de las nuevas estrellas del género, Los Beach Boys y Jan & Dean. Les editaron un álbum pero su siguiente single, "Shootin´ beavers" (1963), fue vetado en todas las emisoras (significa literalmente "disparando a los castores", solo que en el argot de entonces un castor es también un tipo que trabaja mucho. Una graciosa contraposición al modo de vida gandul de los surferos) provocándoles el fracaso comercial y la ruina, tanto a ellos como a la discográfica. Para rematar su suerte se vieron obligados a cambiarse el nombre, pues por entonces empezaba a triunfar la banda instrumental The Tornados gracias a su tema "Telstar" y estos tenían más poder legal (o sea, traducido a la justicia norteamericana, más dinero). Eligieron llamarse ahora The Hollywood Tornadoes, incorporaron la voz de Delaney, pero su gran momento había pasado mientras tanto y la llegada de los grupos del beat británico terminó de rematarlos. Se vieron obligados a volver a tocar solo en garitos de música surf, cada vez más escasos en California ante la conversión en masa de sus adeptos a los encantos del ácido lisérgico y otras costumbres hippys. Antes de intentar adaptarse a unos tiempos que no les gustaban decidieron separarse con dignidad y sin enfados. Roly puso una tienda de música, dio clases y empezó a estudiar para piloto, Jesse trabajó en el registro de la propiedad y Delaney se dedicó a la terapia familiar (un gran negocio en EE.UU.). Cosas de la vida y del tener hijos, ahora los castores eran ellos. Sin embargo cierto revivalismo surf de finales de los años 80 les reclamaba como unos de sus pioneros y los del sello Sundazed decidieron reeditar su primer y único álbum y se les llamó para un gran concierto nostálgico del género (ya volviéndose a llamar simplemente Tornadoes) junto a Jan & Dean, The Kingsmen y Dick Dale. Todo ello hizo recordar de su existencia a Quentin Tarantino, el cual incluyó su "Bustin´ surfboards" en su película "Pulp fiction" (1994), dándoles el empujón mundial definitivo. Se les reclamó para más y mejores conciertos nostálgicos, grabaron algunos temas nuevos y se les trajo incluso a Europa. Sin embargo, en plena resurrección profesional, White decició dejar la música de forma definitiva, al fin y al cabo ya tenía familia e incluso era abuelo. Tras algunos sustitutos ocasionales se fichó a Joe Willenbring, de Los Lively Ones, pero poco después fue Roly el que dejó la banda para recorrer el mundo como piloto de avioneta. Aquello fue el golpe definitivo y los Tornadoes decidieron separarse poco después, ahora si de forma definitiva, para disfrutar de su bien merecida jubilación en las playas de California.
Músicos: Norman "Roly" Sanders (guitarra, armónica, mandolina y banjo), Gerald Sanders y Eddie Rea (bajo), Leonard Delaney (batería), Jesse Sanders (guitarra rítmica), George White y Ernie Tavizon (saxo), Joe Willenbring (saxo, piano y trompeta) y Mike Gooch (guitarra).

"Bustin´ surfboards"