miércoles, 25 de noviembre de 2009

Los Tornados (Chicago, 1955 - 1959, Londres, 1960 - 1967 y Madrid, 1985 - 1991)

Los Tornados españoles

Ha habido varios grupos en la historia del rock llamados así que merecen aparecer en esta enciclopedia:
Cronologicamante debemos empezar así: En el Chicago de los años 50 un tal Stanley Mitchell formó una banda de doo-wop llamada Los Cherokees (también conocidos como Cherokons) que pasó, tras algún cambio en la formación, a llamarse Los Hamptons. Excepto una aceptable gira por Canadá la verdad es que pasaron con más pena que gloria y, en 1955, se disolvieron, yendo algunos de sus componentes a Los Love-Notes o a Los Fabulous Playboys. Mitchell se unió a Charles Sutton (que había tenido que dejar Los Midnighters por un tumor en sus cuerdas vocales) y ficharon a algún ex-miembro de Los Imperials para fundar ahora si, The Tornados, los cuales grabaron solo dos singles para el sello Chess, entre 1956 y 1959, sin ningún éxito. Tras su disolución Mitchell inició una carrera en solitario de poca fortuna, en la que no obstante debemos destacar su versión del "Devil in disguise" (1961), hasta que se integró brevemente en la banda The Royal Jokers en 1966. Después se pasó al grupo soul People´s Choice y más tarde, ya en el siglo XXI, a los Motor City Rhythm & Blues Pioneers. Falleció en el año 2006 con 71 años de edad.
Otros famosos Tornados fueron la banda de rock instrumental de los años 60 creada por el avispado productor Joe Meeks. Reclutó a una serie de buenos músicos rockers para ir dándoles forma. Así estaban George Bellamy, que hasta el momento había hecho un dúo junto a Allan Klein (este se integraría entonces en la New Voudeville Band), el alemán Heinz Burt, que triunfó en solitario con el single "Just like Eddie", sentido homenaje al recién fallecido Eddie Cochran o Alan Caddy y Clem Cattini, que habían tocado con Johnny Kidd & the Pirates. The Tornados triunfaron de forma muy temprana con su oportuna "Telstar" (1962), ya que entonces estaban de actualidad los satélites artificiales, la cual se convirtió en el primer tema inglés en llegar al número uno de las unificadas listas de éxito estadounidenses. Pero, quitando la relativa fama de la secuela "Globetrotter" (1963), nº 5 en las listas británicas, el gran éxito no volvería a sonreirles y se emplearon como banda de apoyo de Billy Fury. Sin embargo Bellamy debe dejarles por problema en la columna, desintegrándose el resto de la banda escalonadamente de tal forma que para 1965 ya no quedaba ningún miembro original. Caddy se dedicó a músico de estudio y productor, Burt al teatro de la pantomima hasta que hubo de retirarse víctima de una esclerosis múltiple que se lo llevó a la tumba en el año 2000, con solo 57 años de edad, y Cattini es todavía uno de los músicos de estudio más prestigiosos del Reino Unidos después de haber acompañado a gente de la talla de Roy Orbison, Cliff Richard o Led Zeppelin. Por su parte Bellamy se recuperó e intentó formar sus propios Tornados, pero como los que habían permanecido tenían los derechos del nombre tuvo que actuar bajo el título de The Original Tornados. Pasado el tiempo vio que lo que más dinero daba eran los políticos corruptos españoles de la primera época socialista y se estableció en la Costa Blanca como constructor, ganando una pequeña fortuna. Más por afición que por otra cosa se dedicó a tocar en dos grupos, Rough Terrain en Inglaterra y Freeway (Vía Libre) en España, sarcástico nombre que hace referencia a sus tejemanejes. Si le veís por Alicante tiradle un ladrillo a la cabeza.
Finalmente, recordemos que a mediados de los años 80 el rockabilly vivía una época dorada en España y muchos grupos nuevos del género surgieron. Pero había uno desconocido para el gran público que fue el único que se preocupó más por recuperar los primeros sonidos del rock and roll, puros y simples, casi acústicos, sin digitalizaciones y con los ecos propios de los pequeños estudios norteamericanos de aquel entonces. Eran Los Tornados, cuya cantante Anabel Moreno tenía una voz que parecía sacada de los vinilos del rock femenino de 30 años atrás. Habían empezado sin Anabel, haciéndose llamar Los Dandys, pero la incorporaron cuando uno de sus miembros empezó a pasar más tiempo con su banda paralela de blue-grass llamada, sin muchas complicaciones, Yerba-Azul (antes denominada Foie-Grass). El caso es que tras multitud de actuaciones Los Tornados llamaron la atención del sello Dial que les editó un álbum cuyo single "El hombre que amaré" (1986) deslumbró a muchos de los más puristas y fue aclamados por los críticos y criticado por los rockeros más duros. Aunque su disolución llegó pronto, la casa discográfica intentó exprimir los restos al máximo editándoles un LP póstumo en 1991 sin pedirles permiso y con el contrabajista Jesús Sanz como único miembro original (las voces las puso entonces una chica llamada Maureen). A pesar de su corta carrera dejaron una profunda impronta en muchos aficionados españoles que veían viable hacer rock & roll primitivo sin apenas medios en la actualidad y también en muchas chicas, hasta entonces las grandes marginadas del rockabilly nacional. Tras separarse, Sanz marchó al efímero grupo Boomerang, luego a los Nitemares y finalmente a formar el Moon River Trio (cuyo guitarrista formaría después Los Hot Clappers). Anabel (tras pasar años en Inglaterra ejerciendo diversos y duros oficios) y el batería Javi, junto a algunos excelentes músicos nacionales de rockabilly fundan The Loneshots, un grupo que sigue en la misma linea pero ahora cantando en inglés, lo que seguramente será determinante para que fueran la primera banda española en ser invitada a los grandes festivales europeos de rock & roll, abriendo el camino a muchos otros en eventos sucesivos y mostrando al continente que lo que aqui se hace no tiene nada que envidiar a lo de fuera. Lamentablemente, depués de editar un EP en discos Sweet 50, se separan por diferencias irreconciliables. Javi se une entonces a Los Milestones (que graban un disco) y luego a Jackpots y, de forma paralela a los Jack On, la sucursal más rockabilly de los Lucky Dados. Por su parte Anabel vivió apartada de la música un tiempo hasta que entra en contacto con uno de los emergentes grupos de la nueva ola rockabilly española del siglo XXI, los Rollin´ Miles, por lo que forman Anabel & the Rock-a-Bells en el año 2002, ya más enfocada hacia el neo-rockabilly y que pronto empiezan a actuar no solo por el territorio nacional sino por toda Europa, teloneando a gente de la talla de Robert Gordon, Crazy Cavan, Los Comets, Ray Campi o Linda Gail Lewis, por citar algunos, y haciendo colaboraciones con otros grupos como Los Derrumbes. Ello no quita que los Rollin´ Miles hayan seguido su carrera paralela, destacando que han sido la banda de acompañamiento de Sandy Ford y que uno de sus miembros, Iván Vela, dejó el grupo para formar la banda que a día de hoy es la más internacional del panorama español, Charlie Hightone & the Rock-Its. Otro de sus componentes, Carlos A. Del Bosque, formó los Lonely Cats (Valladolid, 1996 - 2004), los Jungle Tigers y ha seguido también una carrera en solitario bajo el pseudónimo de Uncle Charlie.
Músicos: Tornados yanquis: Stanley Mitchell (solista), Charles Sutton, Bobby Eaton y Robert Spencer (barítono), William Weatherspoon (tenor) y Ben Knight (voz bajo). Tornados ingleses: George Bellamy (guitarra rítmica), Heinz Burt, Alan Caddy, Stuart Taylor y Phil Webb (guitarra), Clem Cattini (batería), Ray Randall, Tab Martin y Brian Gregg (bajo) y Roger LaVern, James O´Brien, Norman Hale y Dave Watts (teclados). Tornados españoles: Anabel Moreno y Maureen (voz), Jesús Sanz (contrabajo), Francisco Javier Sarmentero (batería) y Jose Antonio Noguera (guitarra).


El "Telstar" de los Tornados británicos.