sábado, 2 de mayo de 2009

Johnny Winter (Beaumont, 1944 - Zurich, 2014)

Johnny y su hermano pequeño Edgar nacieron albinos, con los problemas de salud que ellos conlleva (pocas defensas, falta de visión, osteomelitis, problemas de piel) y que no les dejaba salir apenas a la calle a jugar en su soleada Tejas natal. Así es como se aficionaron a la música con pasión, aprendiendo Johnny a tocar el clarinete cuando solo tenía 4 años y Edgar el piano. Pero problemas dentales, también, le obligaron a dejarlo por lo que se aficionó al ukelele a partir de los 8 años. Cuando ya lo tenía dominado su padre le animó a empezar con la guitarra, cuando contaba once, tal y como ya hacía su hermano, y ganan un concurso televisivo local para jovenes talentos. Es entonces cuando descubre el blues, gracias al programa de radio local que por entonces hacía The Big Bopper, y empieza a coleccionar discos de este género hasta que no guardó ningún secreto para él y decidió montar su propia banda junto a su hermano llamada Johnny & the Jammers, luego rebautizados Johnny Winter´s Band. Empezaron a tocar por bares y grabando en compañias discográficas de mala muerte, buscando con desesperación hacerse un nombre en el mundo del blues si bien ya en fechas tempranas grabaron el rock & roll "Lost without you" (1961), incluso llegó Johnny a tocar con B.B. King (con la guitarra de este, Lucille) durante una visita de este a su pueblo en 1962. Al poco formó el trio The Crystalliers and It and Them mientras ganaba algo más de dinero tocando para Cannet Head, con los que visitó grandes mecas del blues como Chicago, siempre siguiendo con su afán por aprender. Su maestría con la guitarra, su blues que derivaba de forma muy interesante hacía el rhytm & blues y el soul y, quizá sobre todo, su inusual aspecto para un bluesman al ser no solo blanco, sino albino, llamó la atención de los críticos uno de los cuales escribió un artículo sobre él en la entonces prestigiosa revista Rolling Stone, en 1968. Esto le valió un fichaje por discos Columbia que le ditó un álbum y la fama nacional, actuando en el mítico festival de Woodstock en 1969. Un gran fichaje para su banda sería el guitarrista y compositor Rick Derringer (proveniente de Los McCoys), que compondría para él obras maestras como "Cheap tequila", "On the limb" o "Rock and roll hoochie koo" que ponían ya a Winter claramente en la órbita del rock and roll y más con sus fabulosas versiones de clásicos de Little Richard, Jerry Lee Lewis, Chuck Berry, los Coasters, Larry Williams o los Rolling Stones. Así es como su disco en directo (1971), ejemplo de lo que ha de ser un concierto de rock and roll y blues, triunfó en todo el mundo anglosajón. Desgraciadamente su camino al estrellato perpetuo se truncó debido a su reciente adicción a la cocaina, droga que añadió varios problemas de salud más a su ya de por sí castigado y transparente cuerpo (problemas para encontrar las venas no tendría desde luego). Durante un tiempo tuvo que volver al blues puro tocando para su hermano Edgar, el cual había llevado una carrera paralela, quizá no tan explosiva pero si más sólida, y también se dedicó a producir discos de su idolatrado Muddy Waters a finales de los años 70 (y a tocar con él). Cuando se sintió con fuerzas para volver a los escenarios y a los estudios de grabación lo hizo en 1984 acompañado por la Albert Colins Icebrakers Band a la vez que inicia una seríe de giras hasta el punto en que su salud se lo permitía (en el escenario, además, está practicamente ciego), tónica que seguirá durante los años 90 y 2000, años en los que ha seguido almacenando muy buenas críticas y premios, entre ellos varios Grammys. Nuevos problemas oseos le obligaron a tocar sentado en sus últimos tiempos, hasta que falleció en Suiza, donde estaba de gira, a los 70 años de edad. Siempre fue un placer ver tocar a este hombre, cuyo extraño aspecto le sirvió también para ser confundido, junto a su hermano, con unos zombies por Homer Simpson pero que, bromas aparte, es al que debemos la popularidad del blues en las grandes masas de público gracias a la introducción de temas de este género en sus discos y conciertos multitudinarios.
Músicos: Johnny Winter (voz y guitarra), Rick Derringer, Jon Paris y Paul Nelson (guitarra), Scott Spray y Tommy Shannon (bajo), John Turner, Bobby Torello y Tony Beard (batería), James Montgomery (armónica) y Reese Wynans (teclados).


"Rock me baby" tocada en Italia en 1988.

2 comentarios:

Cuchillo dijo...

Grabó unas cuantas fantásticas versiones de Bob Dylan.

Chema Insolvente dijo...

Fantastico el "albino feroz".
No sabia que hubiese tocado con los Canned Heat, curioso por que si el Winter tiene problemas de vista, Al Wilson, otro de los guitarristas de los Heat era apodado "El Buho Ciego", tocaba con slide y dicen que no veía más allá del cuello de su guitarra, como el Winter, vaya.
Saludos Jesús y revisa tu mail, tu hotmail. :))))