lunes, 12 de enero de 2009

Orion (Orrville, 1945 - Selma, 1998)

Jimmy Ellis, de Alabama, era un cantante de baladas sureñas y de rockabilly que empezó a grabar con solo 19 años para discos Dradco. Pero su voz sonaba demasiado parecida a la de Elvis Presley por lo que su carrera como solista fracasó y tuvo que ganarse la vida en ocasiones como imitador de este, hasta el punto que el pícaro nuevo dueño de Sun Records, Shelby Singleton, lo fichó en 1972 para que grabara unas canciones y poder venderselas a la multinacional RCA como si fueran unas grabaciones inéditas perdidas de Presley de su época en Sun. En el colmo de la trampa Singleton sacó un album de Jerry Lee Lewis (magnífico por otra parte) llamado "Duets: Jerry Lee Lewis & friends" en el que se dejaba entrever que el que daba la réplica a Jerry era Elvis cuando en realidad era Ellis. En 1977, un poco harto de que su voz triunfara de forma anónima, grabó un disco llamado "Ellis sings Elvis" de versiones del Rey. Pero en ese momento Elvis Presley moría en su casa de Memphis y el proyecto quedaba aparcado entre tanta reedición de material del Rey. En ese momento la escritora Gail Brewer-Giorgio empezó a escribir una novela sobre la mayor estrella del rock and roll, llamado Orion, que finjiría su propia muerte para poder volver a llevar una vida tranquila. Era ficción, pero el libro "Orion" recreaba claramente la vida de Elvis solo que cambiando nombres y localizaciones. Cuando Singleton lo leyó, su marrullera mente se iluminó: Él podría sacar al mercado a un cantante que hiciera a la gente creer, muy sutilmente, que el Rey había vuelto pero que trabajaba de incógnito. Para ello tenía al hombre adecuado, Jimmy Ellis, el cual como no se parecía demasiado en la cara a Presley (en el pelo y en el cuerpo si) actuaría con un antifaz. Pero Singleton no era solo tramposo sino vago como él solo, así que el nombre y los datos de este misterioso cantante-posible-presley los tomó directamente del libro de Giorgio haciendole llamar Orion. Su primer album "Reborn" (que significa "renacido", más intentos de dejar caer que Orion era Presley) es fantástico y mezcla rock and roll clásico con baladas del último estilo Presley. La portada olvida sutilezas y presenta al cantante metido en su ataud para volver a la vida como un cantarín ave fénix. Además los comentarios del disco no son sino extractos del libro de Georgio. Como era de esperar esta demandó a Singleton por la jugarreta, pero el disco se vendió bien y contribuyo en no poca medida a afianzar la leyenda de que Elvis seguía vivo, más aun cuando Ellis llamó a Giorgio con aire enigmático o cuando en una de sus actuaciones se descubrió que también él usaba un doble (¿Sería que Elvis, con morriña de cantar, utilizaba los conciertos de Orion para salir un rato a escena?). El antifaz servia de protección pero también para alimentar rumores a cual más disparatado. El propio Singleton alimentaba toda esa carnaza sin ningún escrúpulo haciendose el guardián de algún oscuro secreto o haciendo actuar a Orion en dos ciudades al mismo tiempo usando a ese mismo doble. Publicidad gratuita que le llevó a llenar auditorios y a hacer giras por Europa. Nuevos albumes de los géneros favoritos de Presley se sucedieron sin cesar, ¡nueve en tres años!: "Orion country", "Orion rockabilly", "Orion gospel"... Muchos de los fans que le seguían eran nostálgicos que realmente pensaban que era Elvis escondido tras esas rebuscadas máscaras de superheroe. Pero el loco ritmo de trabajo empezó a pasar factura a un Ellis que se debatía entre la moralidad de lo que estaba haciendo y la cantidad de dinero que estaba ganando. Su matrimonio se rompió y eso fue la gota que colmó el vaso para su ahora sensible cerebro. Ellis empezó a creerse el hermano gemelo muerto de Elvis que se lo habían dado en adopción a sus padres al nacer (él era en verdad adoptado, eso si). En sus momentos de lucidez un torturado Ellis quería retomar su carrera con su verdadera identidad pero el tiránico Singleton no le dejaba. La tensión fue creciendo hasta que durante la actuación de la Nochevieja de 1981 Orion se quitó la máscara, metafórica y literalmente. A pocos les importó que fuera el desconocido Jimmy Ellis pero si les fastidió el que sus ilusiones por que fuera Elvis quedaran rotas para siempre, asi que desde ese momento la carrera de Orion cayó en picado. Aun así durante los años 80 hacía unos cincuenta shows al año y otros tantos en los 90 aunque tenía que redondear sus ingresos con los negocios que abrió en el pueblo de sus padres: una gasolinera, una licorería y un todo a 100. Precisamente, en 1998, estaba atendiendo la caja registradora junto a su ex-mujer cuando un adolescente entró a robar matandolos a ambos e hiriendo a una empleada, y huyendo en un coche en el que iban dos cómplices. Así acabó una de las historias más increibles y tristes del rock and roll pues Ellis no era solo un clon de Elvis sino que tenía personalidad y talento propios suficientes para haberse convertido en estrella. Por desgracia se vió metido en una vorágine de intereses comerciales que le machacaron. Su hijo Jimmy Ellis Jr. canta, y no mal por cierto. Para terminar, y para vuestra tranquilidad, os diré que el asesino de Orion fue condenado a muerte y sus amiguitos a cadena perpetua.
Músicos: Orion (voz y guitarra).

Al año siguiente de desenmascararse, ya cantando en un club pequeño. Aun le quedaban sus más fieles y sinceros fans.

2 comentarios:

La de las pipas del otro día dijo...

La historia es imponente. Te adjunto la página oficial del pobre Orion por si le quieres echar un vistazo, la he visto y me ha gustado. Está llena de fotos coloridas, simpáticas y más cosas. Pero sin la máscara cualquier parecido con Elvis es pura coincidencia.
http://www.orionjimmyellis.com/
Roll&kiss

Jesus el Rocker dijo...

Gracias guapa, que hermosa estabas en tu puesto de pipas el otro dia, lástima que no vendieras ninguna. Un beso.