lunes, 15 de diciembre de 2008

El dia que la música murió (3 / 2 / 1959)

El 23 de enero de 1959 dió comienzo una gira musical por el medio-oeste estadounidense, la Winter Dance Party Tour, en la que actuarían algunas de las máximas estrellas del rock and roll del momento, nada menos que Ritchie Valens (el nuevo ídolo adolescente, de solo 17 años, que arrasaba con su versión rock del clásico "La Bamba"), The Big Bopper (un popular ex-disc-jockey de 28 años reconvertido en estrella del rock merced a su magnífica canción "Chantilly Lace"), Dion & the Belmonts (los reyes del doo-woop), Frankie Sardo (la mitad del popular duo Frankie & Johnny) y Buddy Holly (el genial autor de 22 años que acababa de cambiar a su habitual grupo de apoyo, los Crickets, por otros excelentes músicos entre los que estaban las futuras estrellas del country Waylon Jennings y Tommy Allsup). La gira se hizo muy dura desde el principio por las duras condiciones meteorológicas ya que el autobús en el que viajaban los músicos no llevaba calefacción. El 2 de febrero actuaron en Clear Lake y a esas alturas algunos de ellos como Valens ya estaban enfermos. Al terminar el show a Holly se le ocurrió alquilar una avioneta para llegar a su siguiente destino, Moorehead, rapido y así poder dormir caliente durante unas horas antes de la siguiente actuación. A la 1.30 de la madrugada se reunen los músicos ante la nave bajo una intensa nevada. Para su desesperación solo caben 3 personas más ademas del piloto, un inexperto joven llamado Roger Peterson. Holly, Jennings y Allsup tienen preferencia pues la habían alquilado ellos pero Jennings, cortésmente, le cede su puesto a Big Bopper, algo que motivó el enfado de Holly. Allsup ve tan enfermo a Valens que intenta cederle su puesto también pero este le tiene pánico a volar y duda. Así pues optan por que la suerte decida a cara o cruz (parece ser que Dion no participó por parecerle caro el pasaje, aunque otras versiones dicen que se lo pasaba en grande en los autobuses) y Valens gana su puesto en el avión. Los 4 ocupantes parten a la 1.50 con visibilidad casi nula, de tal forma que la avioneta apenas puede recorrer unas millas antes de estrellarse en una granja cercana. Todos murieron en el acto excepto Valens que, agonizante, consiguió alejarse del avión arrastrándose unos metros antes de fallecer. Como días más tarde se encontró el revólver de Holly se especuló con que el accidente lo provocó un tiro de este que tuviera como objetivo Big Bopper, con el que estaba enfadado. Hasta tal punto ganó adeptos este rumor que en 2007 se exhumarían los restos del Bopper para hacerle una tardía autopsía. No se encontró nada que sustuviese esa teoría. El caso es que Dion y Sardo continuaron la gira de aquel nefasto febrero de 1959, rellenandola con un joven talento local que había participado en la busqueda de los cadáveres y que tenía incluso una entrada para ver el concierto en el que habría de participar: Bobby Vee. Se puede decir que la carrera en solitario de Jennings empezó allí, cuando, ya en Moorehead, cantó la más emocionante versión del "Donna" de Valens que se haya oido jamás. Pero la pérdida para el rock and roll fué terrible, Big Bopper acababa de comenzar una flamante y original carrera, Ritchie Valens era la gran promesa , y a su vez, el futuro para el rock and roll y otras tendencias radicales en el mundo de la música, pero fue la muerte de Holly lo que remató el r´n´r clásico por lo que toda su música, verdadero paradigma de los años 50, significaba. Cochran les dedicó su canción "Three stars" y actualmente hay un monumento en su honor en el lugar del accidente y en Clear Lake se celebra un festival-homenaje anual en la misma fecha que el último que hicieron los fallecidos. En "American graffitti" John dice "el rock no vale nada desde que Buddy Holly murió", visión algo simplista y radical teniendo en cuenta todo lo que vino despues, pero es significativo de lo que aquel aciago dia hizo en el alma de todos los rockers. Nada de lo que yo pueda decir en años lo ilustrará mejor que la letra de la canción "American pie", de Don McLean. Para otros más radicales, el rock and roll murió antes, el 24 de marzo de 1958, que es cuando le cortaron el tupé a Elvis al entrar en la mili, o solo dos meses después, que es cuando Jerry Lee Lewis fue defenestrado al descubrirse su poligamia con su prima de trece años. Sin embargo, otros piensan que la muerte definitiva del rockabilly llegó el 17 de abril de 1960, que es el día que Eddie Cochran se mató en accidente de coche en Inglaterra. Para rematar este juego de fechas diremos que, esta vez sí claramente para mi, los años 60 murieron el 9 de agosto de 1969, cuando La Familia Manson empezó su helter skelter particular, asesinando ya sin ningún reparo, termonándo con el mito de la paz y amor del mundo hippy.

2 comentarios:

Perla dijo...

Hola, estoy intnetando leer todo tu blog, pero es muy basto y eso me agrada me detuve en este post porque me pareció importante mencionar que Don McLean les dedicó la canción de "American Pie" y en la parte que dice "and the three men I admire the most..." se refiero a ellos.

Jesus el Rocker dijo...

Gracias Perla, en tu honor la pongo.