miércoles, 16 de abril de 2008

Roy Orbison (Vernon, 1936 - Nashville, 1988)

Nació en una pequeña localidad tejana, donde su padre trabajaba de mecánico, pero durante la Segunda Guerra Mundial su familia se trasladó a la cercana Forth Worth, donde había trabajo de sobra fabricando municiones. Un brote de polio allí hizo que enviaran de vuelta a Roy a su pueblo natal, con el que se reunieron al terminar la contienda. Allí Roy ya había destacado musicalmente, actuando en la radio tocando la sintonía de un producto musical e incluso teniendo su propio show. Este niño prodigio solía tocar temas cajún o hillbillys, muy influido por sus ídolos de la música country. Luego todos se fueron a Wink, ya cerca de la frontera con Méjico, donde había empleo en la extracción de petroleo. Roy se convirtió en un buen estudiante (empezaría incluso a estudiar geología) pero era la música country lo que más le gustaba y fundó su propio grupo, Los Wink Westerners, cuando tan solo tenía trece años. Los chicos eran tan buenos que aparecían semanalmente en una emisora de radio local con su ahora simpático y animado western-bop, ganando un concurso de jóvenes talentos. En 1955 dieron el salto a la televisión local, llegando a tener un programa propio, pero todo cambió cuando, por necesidades de trabajo, la familia se trasladó al norte del estado, a Odessa. Desde allí acudió Roy a ver un concierto del principiante Elvis Presley (a Orbison le pareció un "punk"), cambiando su vida para siempre.  No solo se desterró el country & western para siempre, sino que hubo algunos cambios en la formación del grupo, rebautizándose ahora como Los Teen Kings. Trabaron amistad con otro gran músico tejano, Buddy Holly, el cual les facilitó grabar un single, en el estudio de Norman Petty, para el sello Je-Wel: "Ooby dooby" (1955), con su sonido y actitud más cercano ahora al rockabilly (los de Columbia, que la habían rechazado con la voz de Orbison, la grabaron por medio de Sid King). De hecho se habían hecho muy populares sus animadas actuaciones en directo gracias a su bug dance, baile de insectos, en el que los músicos, a mitad de una canción, se cambiaban de instrumento tirándoselos al siguiente, o hacían como que les picaba el chinche del título dedl bailecito. No hubo grandes ventas, y Roy preguntó al entonces emergente Johnny Cash que donde debía grabar su siguiente disco y este, como no, le dió el número de Sun Records. Cuando Sam Phillips cogió el teléfono le respondió muy enfadado, "¡No necesito más cantantes, tengo todo lo que necesito. Y Johnny Cash no dirige mi compañía!", y le colgó. Pronto tendría que retractarse, pues  Petty le hizo escuchar "Ooby dooby" a Phillips por teléfono y, convencido, el mítico jefe de Sun se la reeditó ahora acreditados como Roy Orbison & the Teen Kings. El éxito fue importante, vendiendose más de 350.000 copias en poco tiempo y se imponía un cambio potenciando al cantante y compositor en solitario, dejando a los Teen Kings solo como grupo de apoyo. Y eso que la imagen de Roy no era precisamente atractiva, debido a su austero vestuario y a sus gafas ahumadas de concha debido a serios problemas de visión (cuando al principio de su carrera se quitaba las gafas al subir al escenario, alguien le tenía que escoltar hasta el micrófono, porque no lo veía). Era además bastante tacaño, aunque esto era algo que solo sabían, y sufrían, sus compañeros de giras (Sonny Burgess recuerda con gracia como su grupo le llevó en coche miles de millas y jamás pagó un centavo de gasolina. Eso sí, mientras los demás se agolpaban en habitaciones de mala muerte Orbison se metía en una solo y no dejaba entrar a nadie aunque tenía dos camas). De todas formas vendrían varios y merecidos éxitos como "Rockhouse" (1956), "You´re my baby", "Sweet and easy" (1957) y "Domino" que le hicieron ganar a Roy el sobrenombre de Big O (El Gran O). Roy rompió con los Teen Kings, se casó y le compuso una preciosa melodía a su mujer, "Claudette" (1958), que los Everly Brothers convirtieron en gran éxito mundial. Esto hizo que la multinacional RCA le fichase, acuerdo poco satisfactorio pues lo tenían más como compositor para otros artistas que como intérprete, por lo que cuando el contrato expiró, Roy se fue al sello Monument donde el propietario Fred Foster le cambió totalmente el estilo. Ahora se abandonaba el rockabilly para pasarse a las baladas rock con voz operística de ritmo in crescendo con acompañamiento de orquesta y coros masculinos. Esto era solo un apunte en "Uptown" (1959), un magnífico tema que tuvo mucho éxito, pero quedaba claro en "Only the lonely" (1960), con la que acertaron de pleno pues fue su primer número uno y disco de oro, convirtiendo a Roy en una estrella a nivel mundial. Este sonido único repitió número uno con "Running scared" (1961) y siguió cosechando éxitos a pesar de la invasión beat británica de los 60. Claro ejemplo es que hizo una gira por Inglaterra con Los Beatles, y volvió a ser número uno con "Oh, Pretty woman" (1964), rompiendo una hegemonia que estos parecían tener por derecho vendiendo más de siete millones de copias solo en el primer año. Phillips, siempre astuto, editó un álbum de Orbison añadiendole música a algunas canciones que había dejado grabadas en maquetas en Sun. Roy, enfadado, le demandó, aunque no consiguió nada. Pero la vida de éxito de Roy empezó a cambiar radicalmente en 1966 cuando volvía en moto con Claudette despues de presenciar unas carreras. Se estrellaron y su querida mujer murió en el acto. Para colmo de desgracias dos años despues morían sus dos hijos de 11 y 6 años en un incendio en su casa. A partir de aqui sus baladas se vuelven tan tristes, su salud tan pobre y su imagen tan penosa (parecía una vieja constantemente de luto) que solo verle daban ganas de llorar. Realmente no se recuperó nunca, y ya tuvo una operación a corazón abierto en 1978. Pero profesionalmente aun habría de dar algunos buenos coletazos (después de intentar, sin éxito, llevar una carrera cinematográfica paralela, que empezó y terminó con "The fastest guitar alive"), como cuando en 1986 grabó "Class of 55" junto a sus antiguos colegas de Sun Records Jerry Lee Lewis, Johnny Cash y Carl Perkins, cuando en 1987 ganó un Grammy por su dueto "Cryin´" junto a K. D. Lang, cuando fue la estrella (a pesar de la gran cantidad de ellas que le acompañaban) en el programa-concierto homenaje televisivo "Una noche en blanco y negro", o cuando fue parte importante del grupo The Traveling Wilburys junto a Tom Petty, Jeff Lyne, George Harrison y Bob Dylan poco antes de morir. Lo hizo de un ataque al corazón en 1988, cuando solo tenía 52 años de edad. Así es que, a pesar de su estado personal, su popularidad nunca decayó, de hecho volvió a tener un número uno despues de muerto cuando se reeditó "Pretty woman" para la banda sonora de la horrible película homónima.
Músicos: Roy Orbison (voz y guitarra), Charles Evans, Jack Kennelly, Big Jack, Stan Kesler y Bob Moore (contrabajo), Billy Pat Ellis, James Van Eaton y Buddy Harman (batería), James Morrow (mandolina), Johnny "Peanuts" Wilson y Willie (guitarra rítmica), Roland Janes (guitarra) y The Roses (coros).


"Only the lonely", su primer éxito tristón, en 1960.

3 comentarios:

natyperez1993 dijo...

Hola muy buenos musicos!! A mi me gusta mucho Tom Petty, siempre lo escucho en un sitio que se llama Cyloop, te recomiendo que pases por el sitio hay muy buenos videos. Suerte!

Jesus el Rocker dijo...

Si, Tom Petty es bueno y la pagina que nombras también.Gracias por recomendar el sitio Naty.
Un abrazo.

Cuchillo dijo...

Impresionante "Not alone anymore" del primer disco de los Wilburys.