miércoles, 16 de abril de 2008

Ricky Nelson (Teaneck, 1940 - De Kalb, 1985)

Su padre Ozzie era director de una big band y su madre Harriet la cantante de dicha banda, y él, aunque nacido en Nueva Jersey, se trasladó hasta Hollywood, California, en 1944, donde sus padres habían empezado a protagonizar un programa de radio titulado "Las aventuras de Harriet y Ozzie" que narraba graciosas situaciones familiares. En 1949 se incorporaron Ricky y su hermano Dave (hasta entonces interpretados por actores), dando tal popularidad al serial que pasó a la televisión nacional, tras proyectar con éxito un episodio piloto en el cine, en 1952. La grandísima audiencia que consiguió vió literalmente crecer a los dos chicos Nelson, adorables, decentes y temerosos de Dios, en definitiva, el hijo que todo yanqui quería tener. Pero Ricky no se convirtió en ese adolescente angelical, buen estudiante y, solo lo justo, travieso que la pantalla requería. Odiaba el colegio y se unió a una pandilla de rockers motorizados conocidos como Los Rooks, en parte por oposición a Los Elksters, los deportistas pijos de instituto que se metián con él porque padecía asma y era algo enclenque. El caso es que con Los Rooks se metió en lios serios, teniendo que sacarle su padre y la productora del calabozo en un par de ocasiones. A la panda le gustaba el naciente rockabilly, y más a Ricky, que dominaba ya varios instrumentos, pero el empujón definitivo para dedicarse a la música se dio un buen día de 1956. Ricky conducía su recien estrenado coche con una chica al lado que le gustaba mucho. Entonces en la radio empezó a sonar el nuevo fenómeno musical, Elvis Presley, y la chica casi se desmaya del gusto. Ricky, celoso, le dijo que él también estaba grabando un disco de rock and roll y, para que la mentira no fuese nunca descubierta, se puso manos a la obra realmente (su siguiente novia sería Lorrie Collins, mitad del dúo The Collins Kids). No le fue dificil promocionarse pues en su siguiente show televisivo convenció a sus padres para que tratase de que sus hijos iban a una fiesta de disfraces, yendo Ricky vestido de Elvis, incluyendo una falsas patillas, una guitarra y unos acordes. reales, de "Love me tender". La centralita se colapsó de llamadas de adolescentes pidiendo más música por parte del muchacho. Aí, en el siguiente episodio apareció cantando una versión rockabilly del "I´m walkin´" (1957) de Fats Domino. Cuando la editó en disco vendió más de un millón de copias, gracias tanto a su limpia voz como a su imagen impoluta (era guapo el muy pirata), llegando "I´m walkin´" al número cuatro y la cara B, "A teenager´s romance", al dos. En vista de que el éxito se repitió con su siguiente disco, la balada "You´re my one and only one", consiguió un contrato con discos Imperial, empresa que puso a su disposición a los mejores músicos posibles, encabezados por el guitarrista James Burton, lo que terminaría de dar el toque tan exquesito y tan limpio a la música de Nelson. Su primer single con este sello, "Be-bop baby", llegó al número cinco de las listas. Siguió haciendo versiones de otros artistas con bastante éxito pero pronto se pusieron compositores a su disposición, entre los que destacan Johnny y Dorsey Burnette, Sharon Sheeley y Baker Knight. Es verdad que la calidad de las canciones que estos compusieron fueron la base sobre la que asentó Ricky, y que tenía su propio programa televisivo como medio de promoción exclusivo de sus discos, pero también es verdad que sin el saber estar, la presencia y el talento vocal e instrumental (tocaba también la batería, la guitarra y el clarinete y además compuso alguna canción) de Ricky esas canciones no hubiesen llegado a ningún sitio. Solo Elvis y Pat Boone tuvieron más canciones que él en las listas de éxitos estadounidenses entre 1957 y 1962. Su capacidad para aparecer con un nuevo e impactante éxito cuando todo el mundo lo daba por pasado de moda tenía desconcertados a los críticos. Así aparecieron temas tan fabulosos como "Stood up", "Believe what you say" (1958), "Poor little fool" (número uno de las listas), "Lonesome town" (recuperado con éxito por Tarantino para la banda sonora de Pulp Fiction), "I got a feeling", "It´s late" (1959), "Never be anyone alse but you", "Yes Sir, that´s my baby" (1960), "Travellin´ man" (otro número uno) y, sobre todo, "Hello Mary Lou" (1961) que fueron éxitos mundiales con el hecho añadido, sin precedentes, que entraban en las listas tanto las caras A como las B de los singles. Es cierto que a partir de 1959 su música fue abandonando el rockabilly para ampliar su audiencia hasta el sector de las quinceañeras, tal como por esos años hacían otros guapos teen-idols, pero su música, aunque se dulcificó un poco (entrando en el llamado sub-género high-school), nunca abandonó una gran calidad dentro del ámbito del rock & roll. Ricky siguió cosechando éxitos con su nuevo estilo con "It´s up to you", la contestataria a sus críticos "Teenage idol" (1962) y, en menor medida, con "If you can´t rock me" (1963). Mientras tanto alternaba todo esto con una aceptable carrera cinematográfica en la que destaca la obra maestra del western "Rio Bravo", donde canta una estupenda canción. En 1963 firmó con discos Decca un contrato por veinte años y dió un cambio de registro hacía la música country (haciéndose llamar a partir de ahora Rick Nelson), convirtiendose en pionero en lo que despues se ha llamado country-rock y en fuente de influencia para artistas del sonido California como Jackson Browne, Linda Rondstadt o The Eagles. Tras cancelarse su programa televisivo, en 1966, se dejó el pelo largo y giró un tanto hacia el folk, involucrándose en una banda llamada The Stone Canyon Band. El reconocimiento de los profesionales no coincidía ahora con el del gran público ya que Nelson no volvió a tener un gran éxito hasta "She belongs to me" (1970) y "Garden´s party" (1972), tratando esta última sobre su mala experiencia en el Madison Square Garden, cuando fue abucheado por la multitud por no cantar sus viejos temas. Pero su vida privada se convirtió en un desastre tras su tumultuoso divorcio (su mujer era hermana del actor Mark Harmon) al perder la custodia de sus cuatro hijos, todo lo cual le llevó a tomar drogas a porrillo y a tener que actuar en sitios de mala muerte para ganarse la vida. Por suerte para él los 80 trajeron el renovado entusiasmo por el rockabilly y Ricky era de los intérpretes de los años 50 más en forma, por lo que dejó las drogas, se puso en forma e inició exitosas giras, sobre todo por Europa (y grabó en el disco "Class of 55´", junto a antiguas estrellas de Sun records). Para mayor comodidad se hizo con un avión privado, comprándoselo a Jerry Lee Lewis, que no lo quería ya porque estaba viejo y necesitaba caras reparaciones. Así, el dia de Nochevieja de 1985, marchó para una actuación estelar en Dallas, pero el DC-3 en el que viajaba tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en medio del campo por una súbita descompresión y algo de humo. El avión se incendió rapidamente, los pilotos pudieron salir por la cabina, pero no así Ricky, su novia y el resto de su grupo (entre ellos Rick Intveldt, hermano del gran cantante de rockabilly James), que murieron abrasados, apelotonados ante la puerta de salida buscando vivir. Su muerte fue una doble desgracia pues era joven (45 años) y daba sintomas de recuperación por lo que pensamos que "el último rockabilly de raza", como le llamó Carl Perkins, aun tenía mucho que aportar al género.
Músicos: Rick Nelson (voz y guitarra acústica), James Burton, Bobby Neal y Randy Meisner (guitarra), James Kirkland (contrabajo), Richie Frost y Rick Intveldt (batería), Joe Osborn y Pat Woodward (bajo), Roy Johnson y Andy Chapin (piano), The Jordanaries (coros), Tom Brumley (steel guitar), The Stone Canyon Band y Barney Kassel Orchestra.



"Hello Mary Lou".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno Ricky Nelson,pero,que hay de cierto en que se mato en un avion que habia comprado de segunda mano a Jerry Lee Lewis?.
Conocias este dato?
Saludos desde el Sur:
Tony

Jesus el Rocker dijo...

En ninguna parte he encontrado nada que corrobore este dato pero no me extrañaría, como tampoco me extrañaría que Jerry lo hubiera saboteado.

Anónimo dijo...

Ese dato lo escuche en un programa llamado "Los Viejos Estilos De La Musica" que ponian en Canal Sur Radio alla por mediados de los 80 y que yo siempre escuchaba,el locutor era un tal Andres Luque y recuerdo que menciono eso.
Ponian muy buena musica y recuerdo que tambien me envio una copia del primer contrato de Elvis y otra del certificado de defuncion,no se si serian verdaderos pero el hombre se tomo la molestia de enviarnoslo a los oyentes que se lo pedimos y la verdad es que daba el pego.
Un saludo desde el Sur:
Tony