miércoles, 16 de abril de 2008

Frankie Sardo (Sicilia, 1939)


Se crió en el teatro donde trabajaban sus padres y el chico pronto mostró talento para actuar, bailar y cantar de tal modo que hizo su debut cuando solo tenía 5 años. Su familia emigró a Nueva York en busca de fortuna y Frankie se graduó y se marchó a Virginia para completar sus estudios de Arte Dramático, allí actuó e incluso produjo algunas obras de teatro. En 1951 se alistó en la Armada y marchó a la guerra de Corea de donde volvió al término de esta, montando alguna comedia teatral. En 1958 formó un duo con su hermano Giovanni y con el nombre de Frankie & Johnny grabaron algunos singles rockeros para diversos sellos. Como no tenían mucho éxito se decidió que Frankie siguiera en solitario (ya que era el guapo) mientras que Johnny componía las canciones. De esta forma grabó "Fake out", que tuvo bastante éxito en el medio-oeste americano por lo que fue invitado a participar en una gira por esa zona, el Winter Dance Party Tour de 1959, junto a grandes estrellas como Buddy Holly, Dion o Ritchie Valens. La forma trágica en que terminó esa gira todos la sabemos, pero la muerte de las estrellas no impidió que Sardo terminase la gira para cumplir el contrato. Siguió grabando hasta 1962, pero ahora no le acompañaba el éxito por lo que, para alimentar a su recien formada familia, se pasó a la producción discográfica y a la actuación en algunas películas italianas y norteamericanas, simultaneado con alguna actuación en Broadway. Despues se metió en el negocio de los clubs nocturnos junto a su padre Marco. En 1968 se marchó a Hollywood para dedicarse a la producción en el cine destacando su labor en la banda sonora de la película de moteros "Angeles del Infierno". En 1971 fue arrestado en Londres al estar relacionado con una estafa de 30 millones de dólares a una compañía de seguros. Desde que fue liberado este culo inquieto trabaja como productor independiente en Sicilia, Londres y Nueva York.


Cantando "Dream lover", como casi todos los guapos de la época.

No hay comentarios: