jueves, 17 de abril de 2008

Fats Domino (Nueva Orleans, 1928)


Antoine Domino creció en una familia de músicos por lo que no es extraño que a los seis años ya supiera tocar el piano. Poco despues empezó a actuar en lugares públicos, en la banda de Billy Diamond, donde fue rebautizado, debido a su gordura, como Fats (Grasas). Debía compaginar su carrera como músico con otros trabajos por lo que se empleó en una fabrica de somieres. Un mal dia una pila de estos le cayó en una mano, destrozandosela, y los médicos decían que habría que amputar pero Fats se negó ya que le impediría volver a tocar el piano. Con una fuerza de voluntad a prueba de bombas y tras una dura rehabilitación de dos años, nuestro afable gordito pudo volver a actuar. En 1948 fue fichado por la discográfica de Rythm & blues Imperial, donde conoció al compositor Dave Bartholomew, el hombre con el que habría de componer todas sus obras maestras. Gracias a esa colaboración sale al mercado al año siguiente "The fat man" (inspirada en un tema de Jack Dupree), considerada por algunos como el primer rock and roll de la historia. Es cierto que era una pieza muy avanzada para su época pero aun arrastra demasiados compases y arreglos típicos del rythm & blues, sonido Nueva Orleans y del Boogie Woogie, estilos de los que Fats Domino es también un genio. Sea como fuese, la canción fue un exitazo vendiendo un millón de copias y metiéndose segunda en las listas de rhythm & blues. En los siguientes años conseguiría una increible racha de triunfos con temas mezcla de todos estos estilos nombrados pero derivando cada vez más hacía el rock and roll: Así "Rockin´ chair" (1951), que llegó al puesto noveno en R&B, "Goin´ home" (1952), su primer número uno, "Goin´ to the river", número dos, "Please don´t leave me" (1953), número tres, "Ain´t that a shame" (1955), otro número uno y este entró por fin en las listas totales con el puesto 10 (y elegido el preferido de los pincha-discos), "All by myself", "Poor me", "I´m in love again" (los tres números uno en R&B y el último tercero en las listas generales), "Blueberry Hill" (1 en R&B y 2 en las totales), "Blue monday" (1956), un número 1 en R&B y 5 general que le llevó a aparecer en la mítica película "La chica no puede remediarlo", "I´m walkin´" (1957), números 1 y 4, "Whole lotta loving" (1958), 2 y 6, "I want to walk your home" (1959), número uno en R&B y "Hello Josephine" (1960) entre otras, y que dió fin a la más prolongada ininterrumpida serie de éxitos en la historia del rock and roll, convirtiéndole en inmortal estrella de la música, habitual de los grandes conciertos y películas rockeras (Elvis le consideraba el verdadero Rey del rock and roll), como "The big beat". Los años 60 fueron duros para los músicos tradicionales de Nueva Orleans que veían como el pop británico los dejaba anticuados. Fats, aunque se mantuvo algunos años en primera fila, intentó innnovar introduciendo sofisticados arreglos de cuerda pero todo fue inutil, acabó incluso haciendo versiones de los Beatles (consiguió su último éxito con una recreación del "Lady Madonna" de los de Liverpool). Desde 1965 decidió no salir más de Nueva Orleans, había vendido más de 100 millones de discos y tenía asegurado el futuro por derechos de autor por lo que se instaló en una humilde residencia junto a su mujer y sus nueve hijos cuyos nombres empiezan todos por A. Llevaba muchos años practicamente sin salir de casa, cuidando a su esposa enferma, cuando el huracan Katrina destruyó su hermosa ciudad. Fats salió en todos los telediarios rescatado en helicoptero del techo de su casa, que a duras penas podía soportar su peso. Cuando regresó, su hogar había sido saqueado, de sus 21 discos de oro solo quedaban tres. Tras ello tuvo que volver a actuar y, con el dinero recaudado y algunas ayudas, su casa luce como nunca (en un barrio asqueroso, todo sea dicho). Ahora, aquejado de alzheimer solo sale de su residencia amarilla para recibir homenajes o para tocar un poco, solo un poco.
Músicos: Fats Domino (voz y piano), Dave Bartholomew (trompeta), Herb Hardesty, Clarence Hall, Alvin"Red" Tyler, Joe Harris y Lee Allen (saxo), Earl Palmer (batería), Ernst McLean (guitarra), Salvador Doucette (piano) y Frank Fields (bajo).


El inolvidable "Blueberry Hill".