miércoles, 16 de abril de 2008

Billy Riley (Pocahontas, 1933 - Jonesboro, 2009)


Hijo de un aparcero y pintor a tiempo parcial, medio cherokee, de Arkansas, Billy Lee era parte de la llamada basura blanca del sur y con solo seis años ya tenía que estar recogiendo algodón (a esa edad empezó a tocar la armónica como distracción en los descansos). De adolescente pasaba más tiempo con los jornaleros negros que con los chicos de su edad, y de ellos fue de quíén aprendió a tocar la guitarra, principalmente blues. Huyendo de la pobreza extrema (en ciertos momentos su familia vivía en una tienda de campaña cedida por el ejército) se alistó en la marina de Estados Unidos sin tener edad para ello, falsificando su partida de nacimiento en 1949. A pesar de que estaban en guerra con Corea, Billy sacaba tiempo para tocar, para componer canciones e incluso para grabar algun acetato en el barco, con un estilo country muy acelerado que ya presagiaba lo que habría de ser su toque rockabilly personal. En 1955 se licencía y marcha a Memphis, La Meca del rock and roll en esos dias, con un buen bagaje de composiciones propias, donde forma una banda de hillbilly llamada The Arkansas Valley Ranch Boys. Consiguieron algunas actuaciones en la radio que Billy alternaba con apariciones con un grupo de gospel u otras de imitador de Little Richard. Un dia cogió a dos autoestopistas, Jack Clement y Slim Wallace, que resultaron ser dos músicos que estaban formando el estudio de grabación Fernwood. Se hicieron muy amigos y juntos grabaron "Trouble bound", canción que impresiona tanto al gurú del r´n´r Sam Phillips que le ficha para su discográfica Sun. Le cambia el grupo de acompañamiento, poníendoles a músicos de su estudio, y regraban "Trouble bound" (1956). Entre estos músicos está el psicópata pianista Jimmy Wilson, que vivía en el mismo edificio de Sun. Wilson, un niño robado de una cuna y dado en adopción ilegal (siempre clamó que en realidad era familia de Jerry Lee Lewis) estaba obsesionado con las armas y se metió en problemas serios durante una gira por Ontario al empezar a disparar indiscriminadamente desde un autobús, siendo finalmente echado de su casa por disparar un cohete casero desde el terrado. Era un músico de increíble e innovador talento (cambiaba el sonido del piano metiendo cosas en las cuerdas bajo la tapa), pero su comportamiento era cada vez más errático, tocando música clásica en mitad de un tema rockabilly en las actuaciones en vivo o lo que le viniera en gana. Tenía como mascota un mapache, al que un día asesinó cruelmente co n su cuchillo en medio del estudio. Tocó para los grandes del rockabilly, a pesar de que todos le temían un poco y a él no le gustaba nadie, hasta que un día le pidió 25 dólares a uno y, sin mediar palabra se marchó a California para siempre, abandonando a su mujer y a su hija de cuatro años. Pues bien, el primer éxito de Riley, y su canción más conocida, llega poco después con "Flying saucers rock and roll" (1957), un salvaje rockabilly que habla de platillos volantes (él vio uno), lo que lleva a rebautizar a su grupo como The Little Green Men (los hombrecillos verdes). Su nueva espectacular puesta en escena, vestidos todos de verde, les convierte en el grupo revelación sureño. Pero él es acreditado a partir de ahora como, simplemente, Billy Riley, para no crear confusión con la emergente estrella de la casa, Jerry Lee Lewis (otro de sus Green Men), que por cierto iniciaría su carrera en solitario gracias a los arreglos que hizo Riley para la canción "Crazy arms". Riley graba una magnífica versión del "Red Hot" (1958) de Emerson, y "Baby, please don´t go" (1958), pero Phillips no las distribuye como es debido ya que ha reservado todos los recursos de la discográfica para Lewis. Riley se emborracha y monta un follón en Sun, echando vino por encima de los equipos, que solo Phillips puede aplacar diciendole que tiene mejores planes para él. Era solo comedia, las siguientes grabaciones de Riley (no solo rockabilly sino tambien de blues y de rythm & blues) no se vendieron tampoco y no solo eso, sino que tuvo que tocar en algún disco de Lewis. Enfadado grabó un disco con Brunswick Records semi-escondido, por obligaciones contractuales, bajo el nombre de Bill Riley, "Rockin´ on the Moon". Tras su sin-sentido versión del "Down by the riverside" (1959) rompió su contrato con Sun, asociándose con su Green Men, el guitarrista Roland Janes (pionero en tocar dos cuerdas a la vez) y el también rebotado de Sun, Bill Justis, para formar la efímera banda The Spitfires. Luego Riley y Janes (al que en el interregno le había ido muy bien en solitario con el rock instrumental "Guitarville") formaron discos Rita, teniendo un éxito inmediato con "Mountain of love" (1960), de Harold Dorman. De todas formas el sello duró poco, y Janes, después de una breve estancia en San Luis, abrió su propio estudio de grabación: Sonic. Riley fue pasando sin pena ni gloria por pequeñas discográficas, oculto tras pseudónimos como Lightin´ Leon, Skip Wiley, Darron Lee o Good Jelly Bess, intentando hacer rockabilly, aunque muchas veces la calidad de las grabaciones dejase mucho que desear. También tocó con el grupo de rock instrumental The Megatons, con los cuales le fue relativamente bien, gracias al éxito del tema "Shimmy shimmy walk" (1961) en Louisiana. Riley se empleó como músico de estudio para otros artistas, así fue el guitarrista del éxito de Herb Alpert "The lonely bull", y el fantástico armónica de "Houston" de Dean Martin, del "Help me Rhonda" de los Beach Boys o del "But not for me" de Sammy Davis Jr., aparte de otros acompañamientos para gente como Ricky Nelson o Johnny Rivers. Volvió con Phillips en su nueva división internacional, grabando el buen single "Key" (1969) y editó un álbum instrumental, tocando la armónica, que hacía versiones de los Beatles. A principios de los años 70 acercó su estilo al de los Creedence Clearwater Revival con el tema "I got a thing about you" (1972), que, aunque en un puesto muy bajo, se metió en las listas de éxitos. Poco después decidió volverse a Arkansas, dejar la música y dedicarse a pintor de brocha gorda. Pero cuando a final de los años 70 Charly records empezó a reeditar material antiguo de Sun Records y Robert Gordon triunfó con sus versiones de "Red Hot" y de "Flying saucers rock and roll", el interés por la figura de Riley se despertó estruendosamente como músico de culto. Volvió a los escenarios y fichó por el sello canadiense Hightone que le publicaba regularmente. Se salvó de un grave accidente automovilístico en 2007 pero no pudo hacerlo del cáncer de colon que se lo llevó a la tumba a los 76 años de edad. Billy Lee Riley fue una víctima de diversas circunstancias pues tenía talento para haberse convertido en una de las grandes estrellas de la Historia del rock & roll. Janes, por su parte, tras cerrar Sonic en 1974, volvió con Phillips para trabajar con él como ingeniero de sonido. Luego trabajó como instructor de técnicas de grabación, destacando su interés en enseñar a la comunidad negra. Falleció en el año 2013 a los 80 años de edad. De los otros Little Green Men destacar la labor de músico de estudio posterior de Van Eaton, considerado uno de los más influyentes baterías del rock & roll, unido bastante tiempo al mentado Janes en el grupo nostálgico The Sun Rhythm Section. En cuanto al loco Wilson se casó nuevamente, con la hija del sastre del famoso traje de lamé de oro de Elvis Presley (el cual intentó, sin éxito claro, encuazarle), y trabajó como músico de estudio bajo el pseudónimo de Jan Dillard. Murió en 1985, aun joven, y cuando su hija a la que abandonó estaba a punto de encontrarle.
Músicos: Billy Lee Riley (voz, guitarra y armónica), Roland Janes (guitarra), Marvin Pepper y Pat O´Neill (contrabajo), J.M. Van Eaton (batería), Jerry Lee Lewis y Jimmy Wilson (piano), Martin Willis (saxo) y Dickey Lee (coros).


Una gran serie documental de televisión sobre discos Sun. Aqui el capítulo sobre Billy Lee donde le vemos cantar sus dos grandes éxitos: "Red hot" y "Flyin´ saucers rock and roll".

2 comentarios:

Jorge dijo...

Amigos, no se olviden de actualizar ésto, ya que el 2/8 Billy Lee Riley se fué a rockanrolear al cielo...
Un gran abrazo desde Argentina.

Jesus el Rocker dijo...

Muchas gracias Jorge. No me había enterado.